Las Palmas de Gran Canaria domingo, 24 de septiembre de 2017 | Mapa web | Contactar
Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria
  • ¿qué significan estos iconos - RSS ?
  • El clima Imprimir E-Mail

    Vegetacin Parque Doramas    Las Palmas de Gran Canaria se caracteriza por presentar un clima costero suave, calor moderado en verano y ausencia de una verdadera estacin fra. El mes ms fro suele ser febrero, con una media de temperatura mximas de 18C y una amplitud trmica de 6C. El mes ms caluroso es el de septiembre, en el que la media de la temperatura mxima alcanza los 27C. La pluviometra es escasa. Aunque las precipitaciones de lluvias apenas llegan a los 175 mm, repartidas principalmente entre noviembre y abril, el cielo suele estar cubierto de nubes gran parte del ao. La altitud del municipio de Las Palmas de Gran Canaria es variable, desde los 0 metros a nivel de costa hasta los 725 metros del Lomo del Cortijo, en La Milagrosa. 

          A grandes rasgos, el clima benigno de Las Palmas de Canaria corresponde con el de las Islas Canarias, subtropical con influencia ocenica, y es el resultado de la relacin entre diferentes factores: la atmsfera, la situacin geogrfica y las condiciones locales del relieve (altitud y orientacin), que originan una gran diversidad de ambientes climticos.

    Ortofoto Canarias-costa africana    La situacin geogrfica de nuestro archipilago, en el Atlntico medio, prxima a la costa africana, hace que se encuentre en una zona de transicin entre dos dominios de la dinmica atmosfrica: el de la circulacin en altura de masas de aire templadas procedentes del Oeste y el de la zona subtropical procedente del Este. Adems, la influencia en superficie de los vientos alisios del Nordeste, que tienen origen en el anticicln de las Azores y que predominan casi todo el ao, y la existencia de una corriente ocenica fra que atraviesa el archipilago de norte a sur, generan una gran estabilidad atmosfrica a nivel de la troposfera, la capa ms baja de la atmsfera donde se originan los fenmenos meteorolgicos.

          El rgimen de los alisios, conocido a nivel mundial por jugar un importante papel en el descubrimiento del Nuevo Mundo, da origen a una inversin trmica de subsidencia, al superponerse entre la capa inferior fresca y hmeda y la superior ms clida y seca una franja (entre los 800 y 1500 metros de altura) donde existe un gradiente ascendente de la temperatura. Esta circunstancia impide el desarrollo vertical de las nubes, resultando una nubosidad baja estratiforme con predominio de estratocmulos (nubes bajas, pesadas, grises o blanquecinas, que se disponen en fila y dejan ver el cielo entre ellas y que raramente dejan precipitaciones). El resultado de este fenmeno climtico, que tiene una incidencia notable durante el verano, es la aparicin en la vertiente norte de las islas de mayor altura de un mar de nubes, la panza de burro, que tiene un efecto invernadero local y reduce considerablemente el nmero de horas de sol. En general, este efecto invernadero suaviza las temperaturas diarias al actuar a modo de filtro evitando las radiaciones diurnas y la irradiaciones nocturnas. 

        Aunque las condiciones atmosfricas predominante son debidas a la estabilidad del rgimen de los vientos alisios, el carcter basculante del anticicln de las Azores (en invierno desciende hasta las Madeiras y en verano se desplaza al Norte, frente a las costas gallegas) permite la entrada de masas de aire de componente Noroeste y SE durante algunos das al ao (desde noviembre hastaCalima sobre Canarias la mitad de la primavera). Son las borrascas atlnticas, que aportan las principales precipitaciones en las islas, y el tiempo sahariano, clido y seco, que en ocasiones arrastra grandes masas de partculas (polvo en suspensin) desde el interior del continente africano.

        La entrada de estas ltimas masas de aire de componente SE permite en algunas ocasiones la llegada masiva a las islas de insectos ortopteros (langostas), que por su carcter gregario y la necesidad de buscar alimentos se desplazan en masa a largas distancias aprovechando los vientos dominantes y las brisas marinas. Caso significativo a destacar es la plaga reciente que afect a las islas de Fuerteventura y Lanzarote a finales del mes de noviembre de 2004, y que no ocasion graves daos ecolgicos y a la agricultura, por tratarse de individuos adultos, en su fase final del ciclo de vida, y sin capacidad de reproduccin.

     
    < Anterior
    Inicio | Política ambiental | Información ambiental | Gestión ambiental | Educación ambiental | Participación